Comunicación de datos

Uno de los ámbitos en el que más interesado estoy en la actualidad es lo que denomino la “Comunicación de datos” o, en inglés, “data-driven communication”, de la que hablo en mi cuaderno de apuntes. Puede parecer una redundancia, ya que cualquier comunicación o información debería, a priori, incluír algún dato. Pero a menudo no es así. De hecho, en el ámbito de la Comunicación Corporativa y los Asuntos Públicos, en los que actualmente desarrollo mi carrera, no lo es en absoluto. A menudo, las compañías no sacan todo el partido que deberían a sus datos a los efectos de utilizarlos en la comunicación con sus diferentes públicos y por ello, considero que en este área hay mucho camino por recorrer.

datos-periodismo

Si los medios necesitan hacerse con datos, manejarlos, moldearlos y visualizarlos, las empresas no los necesitan menos. Sometidas cada vez a un mayor escrutinio público no basta con justificar las decisiones o cantar las alabanzas sin más. Hay que respaldarlas con datos. A cualquier nivel, una compañía necesita, cada vez más, dar soporte a su actividad, a su razón de ser, a su forma de afrontar el futuro, a sus proyectos y a sus crisis con datos.

Mi interés por los datos y la visualización y su uso en la Comunicación nace del Periodismo. En este sentido, estoy muy interesado en el Periodismo de datos, que desarrollo a pequeña escala en mi blog y en trabajos como este sobre lo qué cuesta a cada español dependiendo de dónde viva la Cooperación Internacional que resultó ganador, junto a otros cinco compañeros en las II Jornadas de Periodismo de Datos. Posteriormente fue publicado en Eldiario.es. En diciembre de 2014 participé en el proyecto ‘Los desmanes del fútbol’, con el objetivo de  calcular el dinero público que ha ido a parar a los clubes de fútbol en España y que resultó ganador del II taller de periodismo de Datos y del que cuatro artículos  serán publicados en El Confidencial.

Además participo activamente en el grupo de Periodismo de Datos de Medialab, donde he impartido una sesión acerca de cómo utilizar Tableau Public, un programa de visualización del que confieso estar absolutamente enamorado.

Estoy muy interesado en la cultura de Open Data y Open Government y estoy abierto a participar en cuantas iniciativas sigan el espíritu de hacer entender de frorma sencilla y verderamente informada el complejo mundo que nos rodea. La vida es datos y en los datos hay vida. ¡Aprovechémoslos!